fbpx
  • 60 establecimientos abiertos de lunes a sábado de 10 a 22 h
  • Zona de restauración abierta de lunes a sábado de 10 a 22 h
  • Tu hipermercado Carrefour abierto de lunes a sábado de 9 a 22 h
Blog

11 trucos para ahorrar en la cesta de la compra

Aunque todavía quedan algunas semanas de verano, estamos muy cerca ya de septiembre, un mes complicado para todos, pero sobre todo para las familias: vuelta al cole, vuelta al trabajo, obligaciones, horarios… Además del gran cambio que supone pasar de estar disfrutando de las vacaciones a tener que adaptarse de nuevo a la rutina diaria, las familias se enfrentan a otro gran bache durante el noveno mes del año: los gastos asociados a la vuelta al cole. Los uniformes del colegio, el material escolar o los libros de texto, son sólo algunas de las compras que tienen que padres y madres tienen que afrontar durante esta época. Así que para llevarlo un poco mejor,  hoy en el blog de El Paseo vamos a compartir con vosotros unos sencillos para ahorrar en la cesta de la compra y darle un respiro a exprimido bolsillo.

Se trata de unos pequeños trucos con los que no solo vamos a reducir el gasto en alimentos, sino que también evitaremos acabar tirando comida a la basura. Y aunque seguramente todos los conocemos, no está de más recordarlos y esforzarnos por cumplir todos y cada uno de ellos. ¡Vamos allá!

1. Planifica tus comidas semanales.

Aunque a priori te de pereza organizar tus menús a una semana vista, te aseguramos que una vez que lo pruebes, no podrás hacer esta tarea de otra forma. Y es que no solo va a afectar positivamente a tu bolsillo, si no que te hará ahorrar mucho tiempo a largo de la semana. Para realizar esta planificación, ten en cuenta los alimentos de los que ya dispones y trata de dar prioridad a los alimentos que estén más próximos a caducar. El objetivo es reducir el nivel de despilfarro de comida a cero.

2. Di no al desperdicio.

Piensa antes de tirar nada. Incluso los alimentos más básicos pueden ser creativamente aprovechados en sopas, guisos o salsas. Son muchas las elaboraciones que admiten toda clase de ingredientes que ya han formado de otras recetas. Y si la creatividad no es tu fuerte, actualmente existen multitud de páginas web o aplicaciones móviles que fomentan esta cultura del aprovechamiento con recetas rápidas y sencillas, como por ejemplo Nooddle. En el canal de Youtube de Carrefour también encontrarás una serie de videorecetas rápidas y sencillas con las que podrás preparar deliciosos platos en un abrir y cerrar de ojos.

3. No vayas a la compra sin tu lista.

El segundo consejo es uno de los más básicos, pero de los más eficaces si se cumple a rajatabla: haz una lista de la compra en base a tu menú semanal. Así, evitarás tener que volver después al supermercado a buscar artículos olvidados y también a comprar cosas que no son necesarias. Anota lo imprescindible para preparar las recetas que has definido previamente, bien sea en papel, en tus notas en el teléfono móvil, o si lo prefieres, puedes utilizar algunas de las aplicaciones que existen para ayudarte en esta tarea, como Out of Milk o Bring!  Y recuerda, antes de salir al supermercado, revisa la despensa y el frigorífico.

4. Establece un presupuesto.

Ahora que ya sabes lo que tienes que comprar, y lo que resulta imprescindible y lo que no, debes establecer el presupuesto que vas a destinar a la lista de la compra si no quieres derrochar. Márcate un máximo de dinero a gastar cada semana en alimentación y procura no sobrepasarlo.

5. Aprovecha las ofertas.

Las ofertas de los supermercados pueden ser una buena oportunidad para comprar aquello que más sueles utilizar a unos precios más bajos de los habituales. Si tienes espacio en casa, aprovecha estas promociones y los packs de ahorro para comprar aquellos productos que más consumes, o los que no son perecederos y sabes que necesitarás más adelante. Además de las propias ofertas que pueda haber en el supermercado, no dudes en aprovechar las ventajas que te ofrecen los cupones y tarjetas de fidelización, como la del Club Carrefour, para conseguir los mejores precios.

6. Compra a granel.

Comprar los productos ya embolsados o en bandeja sale más caro que adquirirlos a granel. La ventaja es triple, pues los precios son más bajos, puedes adquirir solo la cantidad que necesitas y además estás contribuyendo al cuidado del medio ambiente, ya que se generan menos residuos derivados de estos envases. Al comprar los productos en formatos preestablecidos, seguramente te lleves a casa más cantidad de la que necesitas, y ese sobrante, es probable que esté encaminado a terminar en la basura.

7. Compara el precio por kilo o unidad.

Es necesario fijarse a cuánto está el kilo o el litro de lo que compramos, ya que muchas veces, el precio indicado en la etiqueta es por unidad o por cada 100 gramos. Si no prestas atención a estos detalles, te llevarás más de una desagradable sorpresa al pasar por caja. Si tienes una buena despensa puedes sacar provecho de las ofertas especiales del tipo 3×2 o descuentos del 70% en la segunda unidad para ahorrar en alimentos no perecederos.

8. Selecciona productos de temporada.

¿Consumir naranjas en agosto? ¿Comprar sardinas en diciembre? No todo lo que nos apetece está siempre en las estanterías del supermercado, o si lo está, será a unos precios muy superiores a los habituales de mercado. En frutas, verduras y pescados es fundamental elegir aquellos que están de temporada en cada momento por dos razones fundamentales: el precio será mucho más económico y el sabor de los productos estará en el punto más alto. Si te sientes perdido sobre lo que debes comprar en cada momento, consulta los distintos calendarios de temporadas de frutas y verduras, y de pescados.

9. Fíjate en la fecha de caducidad.

Si es probable que no vayas a consumir ese producto antes de que caduque, no los compre. Los alimentos pueden durar un poco más si se congelan, pero es bueno adquirir el hábito de verificar las fechas de caducidad periódicamente para saber qué comer y cuándo.

10. No hagas la compra con hambre.

Por otro lado, tampoco deberías hacer la compra cuando tienes hambre. Inconscientemente, empezarás a llenar el carro con cosas innecesarias, y que seguramente, tampoco sean demasiado saludables. Si puedes escoger el horario, lo mejor será acudir al supermercado después de desayunar o después de comer.

11. Revisa el tique de compra.

Nuestro último consejo es un truco que te salvará de muchos errores de caja y de algún que otro cajero despistado. Así que cuando te entreguen el ticket, revísalo un par de minutos para comprobar que está todo correcto, que no te han cobrado nada dos veces y que se han aplicado los descuentos oportunos.

Teniendo todo esto en cuenta, no sólo te organizarás mejor sino que también lo notarás en tu bolsillo. ¡Anímate!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

2019-11-15